Nuevo horizonte

28/01/2041. 16:45 pm. (Hora Baikonur).

Recuerdo una vieja película en la que decían que el Océano Pacífico no tiene memoria. No recuerdo el título, ni siquiera de que iba la película, pero esa frase se me quedó grabada y resulta bastante conveniente en este momento.

Faltan dos vueltas alrededor de nuestra Tierra y comenzaremos la reentrada. Antes de que el día llegue a su fin, nos estaremos preparando para aterrizar en suelo kazajo.

¿Es el final del viaje?

Hace un par de horas que conversábamos, por lo menos tres de nosotros. Sarah se ha limitado a contemplarnos detrás de sus marcadas ojeras y sus ojos inyectados en un sentimiento vacío. Incluso hoy ha sido la primera vez que he visto a Bret desde nuestra partida hacia el agujero. No hay nada en su expresión que recuerde al hombre que vino a ofrecerme un trabajo en su institución. A veces me intento convencer de que él tiene la culpa, pero es un argumento tan poco consistente que solo me consuela unos minutos.

Viajar en la nave es como hacerlo en aguas internacionales o en suelo neutral. Nadie puede hacer nada. Todo nuestro alrededor es silencio y frío mortal. Nadie puede evitar que hablemos aquí dentro, pero eso no significa que sea más seguro. John me lo confirmó ayer, todas las transmisiones están dirigidas al ordenador central de Baikonur. Ni siquiera ha sido capaz de decirme como de seguro es mi dispositivo portátil. Es probable que lo confisquen nada más aterrizar.

Nos encaminamos hacia un horizonte incierto casi sin dudarlo, aún sabiendo que podría suponer nuestra muerte y, sin embargo, en un horas regresaremos a casa y  lo que nos espera es mucho más incierto y puede ser peor aún que la muerte.

Lo que hemos visto y registrado puede suponer la solución a muchas de las ecuaciones planteadas desde el principio de la existencia del hombre. El tiempo no solo consta de dos dimensiones, existe un planeta idéntico al nuestro, pero vacío; y no estamos solos. O por lo menos alguien o algo estuvo antes que nosotros y nos dejó un mensaje.

¿Qué debemos hacer?

Hemos sido nosotros, y no otros, los que hemos dado el primer paso. Los pioneros como decía Bret. Y ahora el destino del viaje pende de un hilo, de una sola decisión: dejarse ir o intentar luchar por un solución lógica. Y en ese último caso, ¿qué decisión es esa?

Solo podemos hacer hipótesis, solo podemos especular. El artefacto de acero inoxidable es lo único que puede demostrar que estuvimos allí. También hay fotos que he transferido a mi dispositivo portátil. Nada más pisar la nave los archivos se guardaron en el ordenador central y de ahí se enviaron a Baikonur. Solo es cuestión de tiempo que entiendan. Aunque neguemos la evidencia, sabrán que esa Tierra no es la nuestra, la actual.

Quizá debamos ocultar el aparato, intentar buscar otra solución, pero ni siquiera eso depende de nosotros. Pisaremos tierra y entonces no seremos dueños de nuestras acciones. Deberemos encontrar la fuerza para contestar a las preguntas, pero al mismo tiempo saber esconder una información para la que no estamos preparados.

Solo estoy seguro de eso. No estamos preparados. Nunca lo estuvimos y ahora estamos a tan solo un paso de retroceder sobre nuestros pasos, de iniciar una nueva guerra, por un mundo al que ni siquiera podemos acceder de forma sencilla, pero eso dará igual. No importa que hace cuatro años estuviésemos al borde de la auto destrucción, no importa que no entandamos cuál es el mensaje. Solo importa que la información que portan nuestros cerebros y nuestros dispositivos es la más poderosa jamás manejada por nadie.

Ojalá pudiese borrar mi memoria, al igual que voy a hacer con mi dispositivo. No me importa perder más de dos años de mi vida resumidos en este diario, sé lo que he visto y vivido, pero no puedo saber que formas existen de extraer la información de una mente. Y lo intentaran. Seguro. Quizá hubiese sido una buena idea hacer caso a Debbie y comprobar si el Pacífico del futuro tampoco tenía memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s